LA PLUSVALÍA EN DONACIONES, ¿QUIÉN LAS PAGA?

LA PLUSVALÍA EN DONACIONES, ¿QUIÉN LAS PAGA?

LA PLUSVALÍA EN DONACIONES, ¿QUIÉN LAS PAGA?

Transmitir el título de propiedad de un bien inmueble a otra persona a título gratuito es considerado como una donación.

Durante los últimos años, las donaciones de bienes inmuebles han aumentado de forma notable, debido principalmente a una disminución de la carga fiscal en los impuestos sobre las donaciones entre familiares directos, que gestionan directamente las Comunidades Autónomas.

Sin embargo, al realizar dicha donación se debe pagar el impuesto sobre el incremento de valor de los terrenos de naturaleza urbana, más conocido como plusvalía municipal. Este pago debe realizarse en el Ayuntamiento de la localidad donde está situado el bien inmueble, en plazo máximo de 30 días hábiles desde el otorgamiento de la escritura pública de donación.

¿Qué es la plusvalía?

La plusvalía o impuesto sobre el incremento de valor de los terrenos de naturaleza urbana (IIVTNU) es un impuesto de carácter local que grava el aumento de valor de un inmueble desde el momento en que se adquirió y su posterior transmisión, por venta o donación.

¿Quién debe pagarla?

Normalmente el impuesto se abona por el transmitente. Pero en el caso de donaciones no, es el cesionario o beneficiario de la donación el sujeto pasivo que deberá abonar este impuesto.

Por ejemplo, si un Padre dona a su hijo un bien inmueble, será el hijo el responsable de abonar la plusvalía municipal.

En los casos de herencia, obviamente son los herederos quien deben realizar el pago.

¿Cómo calcular la plusvalía de un inmueble? 

La base imponible del impuesto se calcula en función del valor catastral del suelo del bien inmueble (no el valor real), multiplicada por los años de tenencia y el tipo impositivo, que cada Ayuntamiento acuerda en su ordenanza fiscal. 

¿Y si el inmueble no se revalorizó?

Existen casos en los cuales un inmueble dado en donación no incrementó su valor con el paso del tiempo, es decir, se transmite “a pérdidas” respecto a su valor de adquisición. 

Al respecto, han sido varias las Sentencias del Tribunal Supremo que han interpretado el contenido y fallo de la conocida Sentencia del Tribunal Constitucional nº59/2017, de 11 de mayo, que declaró la inconstitucionalidad y nulidad de los artículos 107.1, 107. 2 a) y 110.4 de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales (TRLHL), acordando que el sujeto pasivo podrá ofrecer cualquier principio de prueba, que al menos indiciariamente permita apreciar la diferencia entre el valor de adquisición y el valor de transmisión que se refleja en las correspondientes escrituras públicas, con la finalidad de acreditar el decrecimiento y, en consecuencia, el derecho a estar exento de abonar el impuesto de la plusvalía.

Los terrenos rústicos no generan plusvalía.

Debe tenerse en cuenta que la transmisión de aquellas parcelas de carácter rústica no supone el devengo del impuesto, ya que la plusvalía solo grava las transmisiones de bienes inmuebles de carácter urbano.

Reclamación de plusvalía ya pagada de forma indebida. 

En caso que hayas pagado la plusvalía en una donación de forma incorrecta, podrás solicitar al Ayuntamiento que se rectifique la autoliquidación abonada, en el plazo máximo de cuatro años, desde la fecha de abono, acreditando las causas legales oportunas, como es el supuesto de transmisión a pérdidas o decrecimiento patrimonial. 

En contrario, si hubieras abonado por liquidación (no autoliquidación), y no hayas presentado recurso de reposición en el plazo de un mes, se trata de un acto administrativo firme y consentido, y difícilmente podrás recuperar la cuantía abonada. 

Somos un despacho experto es el asesoramiento, gestión y recursos de la plusvalía municipal, por lo que cuenta con nosotros cuando lo necesites. 

 

Deja una respuesta

Cerrar